Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar videos, publicar en redes sociales, obtener estadísticas y ofrecerle publicidad personalizada. Al navegar o utilizar AlhambraDeGranada.org, entenderemos que acepta nuestra política de cookies.
Compartir
Inicio / La Alhambra / Noticias de La Alhambra

Exposición en la Alhambra: Tiempo de Ensoñación. Andalucía en el imaginario de Fortuny

18/11/2016 8:00:00

Este mes, se inaugura una nueva Exposición en el Conjunto Monumental de la Alhambra, que lleva por nombre “Tiempo de Ensoñación. Andalucía en el imaginario de Fortuny”. Pintor considerado junto a Eduardo Rosales, como uno de los artistas españoles más destacados del siglo XIX después de Goya, con su particular estilo costumbrista y orientalista, liberado de los academicismos y convencionalismos.

La Exposición mostrará la época en la que la familia Fortuny-Madrazo, solemnizaba su llegada a Granada, visitando su monumento más emblemático: la Alhambra.

Era el día 9 de julio de 1870. Desde esa fecha, el pintor Mariano Fortuny (1838 1874), inició su idilio con uno de los lugares más recónditos de y alejados de las grandes capitales del arte, como es el Monumento Nazarí. Protagonizó pues, una relación sentimental con un paisaje, con el cual se sintió muy identificado, y en el que vivió uno de los momentos más felices y últimos de su vida.

La decisión de establecer su residencia en Granada, y apartarse de los grandes núcleos donde obtuvo una gran reputación artística (Barcelona, Roma, París).

Fortuny, llegó a Andalucía, rodeado de su aureola triunfal como un artista que alcanzó la consagración durante meses antes, tras presentar en la Galería Goupil de París, una de sus pinturas que más contribuyó a lanzarlo como un referente de la pintura europea. Se trata de la presentación de La Vicaría, con el que culminó el modelo que le dio tantas satisfacciones, y tuvo la oportunidad de obtener un gran reconocimiento sin igual. Pero a pesar de todo, esta obra reflejaba cierta tendencia repetitiva, que parecía condenar al artista en repetir fórmulas estereotipadas y preciosistas, que le obligaban a permanecer en una estructura rígida de la que no podía prescindir.

La situación de Mariano Fortuny entonces, reflejaba el eterno dilema entre el deseo y realidad. En Granada, encontró de alguna forma un clima favorable, con el que pudo superar la dicotomía en la que se encontraba atrapado. El nuevo ambiente en el que se vio inmerso, le ayudó a reiniciar su creatividad, cumpliendo con el simbólico “rito de iniciación” que era adentrarse en la Alhambra.

El resultado de esta relación entre Fortuny y el Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife, fue el potente incremento de su producción artística y además de gran belleza. Sus logros conseguidos en el Monumento, fueron tan magníficos que contribuyeron a su crecimiento profesional. Fortuny, aprovechó la oportunidad que le brindaba el encantador entorno de la Alhambra, para redirigir su carrera y dar rienda suelta a sus impulsos creativos.

Esta época fue el momento en que Fortuny pintó algunas de sus más emblemáticas obras pictóricas, que con el paso del tiempo se han transformado en varias de las composiciones más icónicas de la Historia de Arte. Algunos ejemplos destacados son: La Matanza de los Abencerrajes, Tribunal de la Alhambra, Paisaje de Granada, Carmen Bastián, Almuerzo en la Ahambra, o Músicos Árabes.

Fue sin duda, una de las etapas más significativas que protagonizó el gran Mariano Fortuny. Estos años, le permitieron también, mostrar su querencia por el dibujo; un medio de expresión con el que siempre se sintió a gusto, y con el que obtuvo grandes logros artísticos.

Su legado gráfico, que podremos ver en esta Exposición, nos permite adentrarnos en la construcción de su proceso creativo por aquel entonces. Nos acercaremos con más detalle, a algunos de episodios más destacados de este ese período. La fuerza de sus esbozos, sus bocetos y dibujos previos, ayudan a reconocer su talento y versatilidad artística. Un pintor que fue capaz de dominar con la misma pericia técnica y virtuosismos, los diferentes modelos compositivos.

Por otro lado, el conjunto de sus dibujos, nos ofrece la oportunidad de valorar su interés por representar rincones menos conocidos de la ciudad de Granada: entramados laberínticos, calles, callejones y plazas, donde el pintor encontró la felicidad que necesitaba para inspirarse y reinventarse. A la vez, realizó uno de los homenajes más bellos que se pueden otorgar a la fascinante ciudad de Granada, lugar donde vivió en su “tiempo de ensoñación”.

  1. Organiza: Patronato de la Alhambra y Generalife. Obra Social “La Caixa”, y Museo Nacional d’Art de Catalunya (MNAC). 
  2. Fechas (inauguración y clausura): del 23 de noviembre de 2016, al 26 de marzo de 2017.
  3. Horario: de lunes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas.
  4. Visitas guiadas gratuitas: los domingos, a las 11:00 horas. Grupos no superiores a 15 personas. Información y reservas en el Corral del Carbón.
  5. Lugar: Salas de Exposiciones temporales del Museo de Bellas Artes de Granada. (Palacio de Carlos V. Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife).

 


Fuente: Francesc Quilez, Historiador del Arte – Patronato de la Alhambra y Generalife.

Compartir

La Matanza de los Abencerrajes, 1871 (Museo Nacional de Arte de Cataluña)

Tribunal de la Alhambra, 1871 (Fundación Gala-Salvador Dalí)

Compartir

Síguenos

Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en Google+Síguenos en Instagram
© Área25 IT S.C.A 2017 - Diseño web & Hosting - Todos los Derechos Reservados
InSpain.orgFlamenco.oneFotosAlhambra.es