Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrar videos, publicar en redes sociales, obtener estadísticas y ofrecerle publicidad personalizada. Al navegar o utilizar AlhambraDeGranada.org, entenderemos que acepta nuestra política de cookies.
Compartir
Inicio / La Alhambra / Noticias de La Alhambra

Hallados los planos perdidos de la Alhambra en un rastro de Benalmádena (Málaga)

14/02/2019

Un coleccionista malagueño encuentra en un mercadillo los planos perdidos de la Alhambra.

Además, no tuvo que irse muy lejos, ya que los encontró en un rastro a pocos metros de su casa, en Arroyo de la Miel (Benalmádena). La casualidad de mirar en un puesto de libros antiguos, hizo que diera con tal tesoro documental. En una carpeta antigua encontró planos del recinto amurallado de la Alhambra, donde se pueden apreciar incluso anotaciones a lápiz.

José Antonio Fernández Molina es coleccionista, investigador y perito judicial en antigüedades. Fue el afortunado de encontrar estos documentos y no dudó en hacerse con ellos. Además, venían acompañados de la esquela de Manuel Gómez-Moreno, quien fuera arqueólogo, pintor y presidente del Patronato del monumento nazarí.

Leyendo la caligrafía del autor de estos planos, se detuvo en el timbre seco de tales documentos oficiales de finales del siglo XIX. Éstos levantan el acta de la transformación de las murallas de la Alhambra desde la Reconquista, y que se acometieron antes del gran incendio de 1890.

Este perito en arqueología que además es calígrafo y tasador de antigüedades y obras de arte, comprobó que “se trataba de unos planos originales” al someterlos a la luz ultravioleta.

Explicó cómo una hoja de papel moderna “reacciona, mientras que la antigua no emite brillo alguno porque es anterior a 1945, que es cuando se empieza a utilizar químicos para fabricar papel”. Fernández, dudaba sobre el autor del plano, ya que Gómez-Moreno tuvo un hijo con el mismo nombre y que fue también un arqueólogo destacado.

Confirmó que eran los documentos son oficiales al ir acompañados de la inscripción “timbre del estado”, así como la fecha de su realización en 1886. “¡Esto pertenece a Manuel Gómez-Moreno padre!”, reconoce satisfecho el experto. Aquel arqueólogo, Gómez-Moreno, no fue muy popular más allá de Granada, pero su labor fue “trascendental” en la conservación y restauración del Conjunto Monumental de la Alhambra. Está considerado además el padre de los museos de Bellas Artes y Arqueológico de Granada.

Los manuscritos reproducen todo el recinto amurallado, con el perímetro dibujado y enumerado y todas sus torres, diferenciando las que son árabes de las posteriores. Describe una por una sus nombres y sus cambios de denominación a lo largo de los años. Las anotaciones especifican que durante la ocupación napoleónica se volaron once torres, concretamente en la huida de los soldados franceses. Incluso, se señalan a las personas que vivieron en estos torreones.

Lo que no puede asegurar es cómo pudieron llegar estos documentos de tal valor y la esquela de Manuel Gómez-Moreno al rastro de Benalmádena. Explicó que “Muchas veces, estas piezas proceden de cubos de la basura, de mudanzas o desalojos que acaban eliminando mucho material sin saber el valor real de los objetos”.

El gran hallazgo será donado por el experto al Patronato de la Alhambra.

 

Fuente: Diario Sur.

Compartir

Documentos hallados (ABC) / Migue Fernández

Compartir

Síguenos

© Área25 IT S.C.A 2019 - Diseño web & Hosting - Todos los Derechos Reservados
InSpain.orgFlamenco.oneFotosAlhambra.es